Faith

Colores de Adviento: su historia y significado

Adviento significa “venida” en latín. En el griego, se deriva de parousia, que es comúnmente usado en referencia a la Segunda Venida del Mesías. Es un tiempo de preparación, para preparar el camino del Señor.

¿Qué es el Adviento?

El Adviento es el comienzo del año celebrativo de la Iglesia para la mayoría de las iglesias de tradición occidental. Comienza el cuarto domingo antes del día de Navidad, que es el domingo más cercano al 30 de noviembre, y finaliza la víspera de Navidad, el 24 de diciembre. El enfoque de toda la temporada es la celebración del nacimiento de Jesús el Cristo en su Primera Venida, y la anticipación del regreso de Cristo Rey en su Segunda Venida.

Temas bíblicos en Adviento

Las lecturas de las Escrituras durante el Adviento reflejan temas de esperanza de vida eterna, así como de responsabilidad por nuestra fidelidad al Evangelio. Mirando hacia el pasado al nacimiento de Cristo, y al mismo tiempo al futuro en su segunda venida, el Adviento puede ser una temporada de viaje espiritual tanto para las personas como para las congregaciones mientras aguardan con un espíritu de expectativa, anticipación, preparación y anhelo. Cada año esperamos el renacimiento de Cristo cuando el mundo se reconciliará con Dios. El Ungido, el Mesías, traerá paz, justicia y rectitud al mundo.

Para la Iglesia Ortodoxa Oriental, el Adviento ha sido un tiempo de ayuno y penitencia, similar a la Cuaresma. Así que, aunque algunas tradiciones de la iglesia se enfocan en la penitencia durante el Adviento, lo cual sigue siendo apropiado, el espíritu de espera que vemos en el Antiguo Testamento se captura mejor con un alegre sentido de expectativa. En lugar de un tiempo de duelo y ayuno, el Adviento se celebra como un tiempo de gozo y felicidad mientras esperamos la venida del Rey.

Colores de Adviento

Las tradiciones de Adviento incluyen el color púrpura oscuro “de reyes” o azul Sarum (del rito medieval Sarum). Ambos simbolizan la preparación, la penitencia y la realeza para recibir al nuevo Rey. El púrpura de Adviento es también el color del sufrimiento que se usa durante la Cuaresma y la Semana Santa. Esto apunta a una conexión importante entre el nacimiento y la muerte de Jesús.

La natividad, la Encarnación, no se pueden separar de la crucifixión. El propósito de la venida de Jesús al mundo, del “Verbo hecho carne” que habita entre nosotros, es revelar a Dios y su gracia al mundo a través de la vida y enseñanza de Jesús, pero también a través de su sufrimiento, muerte y resurrección. Para reflejar este énfasis, originalmente el Adviento fue un tiempo de penitencia y ayuno, tanto como el tiempo de Cuaresma y por eso tiene el mismo color litúrgico que la Cuaresma.

Domingo Gaudette

En las cuatro semanas de Adviento, el tercer domingo llegó con el tiempo a convertirse en un momento de regocijo porque el ayuno casi había terminado. El domingo de Gaudette (“Regocíjate”, de una antífona antigua basada en Filipenses 4:4) tiene un énfasis especialmente gozoso, por lo que a menudo se usa el color rosa para reemplazar el púrpura, como símbolo de alegría. El cambio este domingo refleja este énfasis menor en la penitencia a medida que la atención se centra más en la celebración de la temporada.

Azul para Adviento

Sin embargo, en tiempos recientes, el Adviento ha experimentado un cambio de énfasis, reflejado en un cambio de los colores usados ​​en muchas iglesias. Muchas iglesias protestantes ahora usan el azul para distinguir el tiempo de Adviento de la Cuaresma. El azul “de reyes” se usa a veces como símbolo de la realeza.

Algunas iglesias usan azul brillante para simbolizar el cielo nocturno, la anticipación del inminente anuncio de la venida del Rey, o para simbolizar las aguas de Génesis 1, el comienzo de una nueva creación. Algunas iglesias, incluidas algunas iglesias Católicas, usan el color azul violeta (azul Sarum) para preservar el uso tradicional del púrpura al tiempo proporcionando una distinción visual entre el púrpura o violeta rojo de la Cuaresma.

¿Qué pasa con el rojo y el verde?

El rojo y el verde son colores más seculares para la Navidad. Se derivan de las prácticas europeas más antiguas de usar árboles de hoja perenne y acebo para simbolizar la vida que fluye y la esperanza que el nacimiento de Cristo trae a un mundo frío. Aunque el rojo y el verde se usan a menudo como parte de las decoraciones de la iglesia, nunca se usan como colores litúrgicos durante el Adviento, ya que esos colores tienen otros usos en otras partes del año celebrativo de la iglesia.


Sharon Ely Pearson es editora y especialista en formación cristiana de Church Publishing Incorporated (CPI). Es autora / editora de varios libros, el más reciente The Episcopal Christian Educator’s Handbook y Signed, Sealed, Delivered: Theologies of Confirmation for the 21st Century. Cuando no viaja por trabajo o por placer, le gusta lanzar pelotas de tenis a su labrador negro de un año, Chobe.

Traducido por Luis Hernandez Rivas.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

More in:Faith

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *